Funeral en Malindi, Kenia

En Malindi, Kenia, pudimos asistir a una ceremonia muy especial.

En una familia de músicos, el hermano mayor y líder del grupo moría justo el día que llegábamos. Esto no fue suficiente para que, aún así, vinieran a recibirnos al aeropuerto, acompañados de sus tambores.

Nos invitaron a participar en las ceremonias de “despedida” del día siguiente. Fue un sorprendente honor para nosotros, ya que sólo asiste la familia y gentes de la comunidad. Pero la percusión fue el nexo de unión entre dos culturas muy diferentes.

Fuimos la atracción de la tarde. Las ceremonias se suceden durante 5 días, con el cuerpo enterrado en el centro del pueblo. Hay tertulia, comida, mucha bebida a base de aguardiente de coco y tambores, muchos tambores acompañados por bailes tribales que nos costó un poco entender.

Cuando supieron que no nos alojábamos en la zona turística, sino en el gueto, en la casa de uno de ellos, nos abrieron las puertas, sus casas y sus corazones.

Allí entre toda aquella gente, nosotros los “muzungus”, respirábamos algo extraño y cercano ala vez.

No nos podíamos creer lo que estábamos sintiendo, viendo y viviendo.

Unai tocó, para su sorpresa, el didgeridoo y luego lo regaló a la familia, Quedaron encantados.

Os dejamos una pequeña muestra de cómo sucedió todo.

Ver video

Advertisements

Los exámenes y la inevitable partida de Anidan, Lamu, Kenia.

Hoy son los primeros exámenes. Todos están nerviosos y se les ve estudiando por los rincones. Saben que hay un premio para los mejores, pero ni se imaginan de qué va. A vosotros os lo contamos: Tres viajes a Tenerife, a nuestras casas, para vivir desde dentro la percusión, aprender para que puedan enseñarlo después en ANIDAN y..también  hacer un poco de turismo. No podremos mostraros las caras de los afortunados, cuando les llegue la noticia, porque será mañana sábado que coincide con nuestra partida.

Han trabajado mucho y esperamos que esta invitación se siga produciendo en siguientes años, para darles un aliciente muy especial. Para cualquiera de estos niños puede ser el viaje de su vida. Así que iros preparando para acogerlos, mimarlos y compartir con ellos los días que estén en nuestra isla.

Empiezan con examen teórico…15 preguntas…la verdad es que es un examen difícil, se revolucionan un poco, se miran unos a otros, es difícil que se tranquilicen y se concentren en el examen, algunos se lo toman en serio, otros no saben ni por donde empezar, los hay también que se les ve apurados porque no entienden bien lo que les preguntan..finalmente entregan y pasan al examen práctico, uno por uno con Unai mientras el resto va tocando los tambores.

Badru Masoud , Fatma  Shekhuna y Saiji Kunia son los afortunados. Los que mejor han aprovechado nuestra estancia, son buenos estudiantes, mejores compañeros y chavales muy, muy responsables. El premio para ellos es algo increíble, toda una aventura, una nueva puerta a su futuro. Los demás se quedan algo tristes pero se les dice que si trabajan y siguen ensayando…quizá el año que viene….

Y nosotros tenemos que enfrentarnos a la vuelta. Algunos ya sabéis lo que significa… Ver a todos estos nuevos componentes de nuestra familia con esos ojazos blancos a la orilla de la playa, mientras nos alejamos, es muy duro. Saben, y esta vez de verdad, que volvemos y volveremos muchos más, pero aún así es un momento muy amargo. Y no vamos a poner esas imágenes. Se quedan muy dentro de nosotros, en un rinconcito de nuestros corazones que se volverá a abrir en noviembre.

MÁS CLASES DE PERCUSIÓN EN ANIDAN. ESCUELA DE SAMBA DE BLOKO DEL VALLE EN LAMU KENIA- VISITA A LA GRANJA EN MANDA

ver video

Ver video

Ver video

Ver video

Las clases continúan, hoy se encarga Luly de ellas.. las cinco horas. Primero teoría…que les cuesta más… sobre todo estar dos horas sentados… pero van pillando los ritmos.. lo podéis ver en los videos. Después otras tres horas de prácticas, tocando, tocando, tocando. Se cambian algún instrumento para probar como lo lleva cada uno. Hace mucho calor y es un esfuerzo tanto tiempo tocando. Algunas niñas se han puesto esparadrapo en los dedos.  Se va viendo quien lo tiene mas claro, pero sobre todo se intenta que suene como un bloque….que los golpes vayan cayendo en su sitio. En 9 días están ensayando como si fueran meses. Se tienen que quedar con el trabajo adelantado.

Ayer Unai y luly grabaron todas las entradas para dejárselas a Saji y que puedan continuar el trabajo hasta que volvamos.

Cuando ya están agotados y Luly dice “Esta bien, la última….” Llega un visitante. Le habíamos invitado, es un empresario dueño de un gran hotel en Manda donde puede ser que la BBBF…BUFFF, digo BIG BAND BOOM FIRE toque en noviembre delante de todos los billonarios para recaudar fondos para el programa de la escuela de percusión de ANIDAN. Será una gran fiesta…y lo será porque, después de ver a los niños tocando se queda atónito. De veras que no se imaginaba lo que estaba viendo. Cuando nos reunimos con él y le explicamos no entendió…samba…niños tocando..grupo de percusión…pensó que era..cualquier cosa…pero cuando lo vio….LO VIÓ…LO SINTIÓ…el potencial que hay aquí… y entonces si…vamos a ver como lo organizamos.

Eso si..al día siguiente los niños estaban reventados de cansancio y ¡!Pidieron más teoría y vídeo y menos tambores!!!

Aparte de las clases hacemos mas cosas aquí, también necesarias. Visitas oficiales, relaciones públicas, etc. Estuvimos con el DC…el jefe del distrit. Kenia esta dividida en provincias, toda la costa es una de ellas y esta está dividida en distritos..unos 4 o 5..este es el presidente del distrito al que pertenece Lamu. Tiene  mucho poder y bastante autonomía para ejercerlo. Va siempre acompañado por alguien armado y es el único que puede tener coche en Lamu.. Nos trato muy bien. Le pedimos ayuda para toda la burocracia…y algo más para llevar a algunos niños de ANIDAN a hacer talleres a España, a Tenerife. Prometió ayudarnos en unas cosas e  intentarlo al menos en otras. Nos dio las gracias por haber venido y nos pidió que siguiéramos así…Esta claro que le gusta el proyecto…y nosotros. En Diciembre, en navidades, los niños de ANIDAN estuvieron tocando para él. Sabe de qué hablamos.

Y otra visita para nosotros…a la granja de Kimoni y su familia, en la isla de MANDA donde  está el aeropuerto. Llegamos a tierra y nos subimos en unas motos de tres en tres, unos 10 minutos y por fin…una inmensa granja de tierra estupenda y parte manglar. La tienen preparada para cultivar enseguida, en cuanto comiencen las lluvias…tomates, pimientos, coles etc. Inmensos baobabs salpican el horizonte. Unai no se resiste a encaramarse a uno de ellos. Estamos felices. Pero lo más fascinante resulta ser la madre de Kimani. Es la 1ª mujer de Kenia que consiguió el título de ingeniera. Trabajó muchos años en el Ministerio del agua. Ahora parece que se ha jubilado y está poniendo en pie la granja. No te imaginas que la mujer que vemos sea ingeniera…pero en cuanto empiezas a hablar con ella te das cuenta ¡Poderosa mujer! Estupendísima.!Dice que n la granja se siente libre, que hace lo que le parece. Nos invita a quedarnos la próxima vez…para entonces habrán terminado la casa que están construyendo. Antes de irnos nos da dos gallinas….para que nos hagamos la cena. Y ahí que nos vamos en la moto con las dos gallinas…corriendo a las reuniones y los talleres

Mañana son los exámenes. Ya están preparados…no son tan fáciles. Los resultados y la sorpresa no se los daremos hasta el último día, el sábado cuando nos vayamos

Parece que llevamos mucho tiempo aquí…y a la vez ¡Como se ha pasado el tiempo!!. Dicen que  7 meses van a ser muchos esperando..que nos van a echar tanto de menos!!

Siguen preguntando por todos los que ya estuvieron…Ruben, Ingrid, Jordi, Nati,Roy y super Ricar…no os olvidan ..para nada…os están esperando en noviembre.

Mañana os contaremos como fueron los exámenes…seguimos aprovechando los últimos días y sigue haciendo cada vez más calor, lo que va terminando con nuestras reservas de energía.

TALLERES DE PERCUSIÓN EN ANIDAN. ESCUELA DE SAMBA DE BLOKO DEL VALLE EN LAMU, KENIA

Ver video

La principal razón de nuestra visita a ANIDAN es seguir con los talleres de percusión, como ya sabéis. Pero no hemos podido dejar de lado nuestras emociones y hemos tratado de contaros nuestra experiencia. Ahora vamos con lo serio.

Nada más llegar, Unai y Luly se pusieron serios, los sentaron sin tambores y les explicaron que ahora hay que trabajar. Caras de sorpresa… papel y lápiz y a estudiar. Han ido explicando como escribir y leer la percusión. Les han enseñado hasta 20 ritmos diferentes. Dos horas de teórica y tres o cuatro de técnica/práctica cada día. Acaban reventados.

Han entendido que sin trabajo no se evoluciona, y aunque no todos, ya se plantean otra dinámica. Y no todos, porque hay que entender que son niños-as  y no se les puede apretar demasiado. Aún así tanto Unai como Luli intentan sacarles lo máximo.

Hay un tremendo potencial en cada uno de ellos y, la verdad  es que, si hubiéramos conseguido más tambores, habrían accedido más niños a los talleres. De todas formas, esto es algo que se puede solucionar para noviembre.

Os dejamos unas imágenes de los futuros músicos concentrados en las clases,  y de algunos de los talleres. Mañana os pondremos algún vídeo

Y hablando de otra cosa, no os podéis imaginar lo que la actuación del año pasado ha supuesto en Lamu. Cada día la gente nos reconoce, saluda e invita a volver. Preguntan cuando actuamos… tararean las canciones, preguntan por el resto del grupo… muy fuerte. Al comité local, le dejamos unos videos de la actuación en el Lamu Cultural Festival 2010, de los conciertos de los Carnavales 2011 y han quedado encantados… Quieren a toda la Big Band Boom Fire para noviembre. Están negociando con una fundación en Nairobi que es la que se encarga de la contratación y luego pasarán la petición a la embajada de España. Vamos que parece muy factible que este año rompamos Lamu y algo más… (suspense)…

Sigue haciendo un calor terrible. Sudas, sudas y sudas… vamos a volver superlimpitos… Andamos tramando “cosillas” y visitando a todas las fuerzas públicas: políticos, comerciantes y líderes locales. Conociendo empresarios hoteleros y gente de Shela que nos han invitado a cenar el viernes…. A ver si podemos conseguir que “colaboren” un poco más con Anidan.

Un cumpleaños muy especial en ANIDAN LAMU KENIA

Ver video

El domingo es día festivo en Anidan. María tiene un detalle con nosotros y nos prepara una salida en el dhow, el barco de pesca típico de aquí… al menos hasta las 16.40 que empiezan las clases de percusión. Como ve que estamos trabajando mucho con los niños  nos ha preparado unas horas de relax. Nos acompañan algunos de los niños: hay un problemilla: todos quieren salir, pero no hay plazas para todos, así que se hace una selección, sólo caben 12 y al zarpar aparecen 26 dentro del barco, así que a bajar a la mitad … por lo cual  hay unas cuantas caritas tristes en la playa mirando como se aleja el barco. Nos recogen en el pueblo y partimos hacia Manda. María se hace cargo del timón y enfila la proa hacia unas playas espectaculares, que vemos enfrente de Lamu.

Unai y Luly se quedan en el pueblo para preparar las siguientes clases. Los del barco nos vamos acostumbrando a los bandazos de nuestra capitana, María, que está aprendiendo. Sigue haciendo mucho calor y un sol de justicia. Vemos Shela, la zona turística de Lamu, con sus lujosas villas al borde de las playas.

La llegada a Manda es de cuento… vaya lugar…, mirad las fotos, porque es difícil de describir…no es de extrañar que tengan casa aquí Carolina de Mónaco , los Rollings y gente así, lo chocante es el contrataste con lo que pasa en otras partes de archipiélago. Nada mas llegar… “todos al agua”. Los niños ríen, gritan, saltan… sus cuerpos negros azabache contrastan con el azul del cielo y el blanco de las olas… seguid mirando las fotos.

Mientras ellos comen en el barco, los “muzungus” no nos sustraemos a la tentación de tomarnos una cervecita helada en un pequeño bar de este paraíso (para algunos).

A la vuelta, vamos tramando como sorprender a Unai: es su cumpleaños. Antes hemos encargado refrescos para todos los niños. Empiezan a cantar y tocar el “bidón”, que no veáis como suena ¡como cualquier tambor!.  Además, como navegamos a vela, no hay interferencias mecánicas: el mar, los ritmos de África y el implacable sol que nos acaba de quemar a todos… bueno… ejem… a los “muzungus”.

Llegamos a Anidan y empiezan las clases. AL terminar, hacen una encerrona a Unai y lo bañan con cientos de globos de agua. Risas, gritos, canciones y llaman a cenar, unos 200 niños le cantan, abrazan, besan, llegan los refrescos (para los niños de ANIDAN tomar una soda, como ellos le llaman es un acontecimiento, solo las toman en días muy especiales y les encanta) y la tarta con su vela y todo ¡todo un acontecimiento! La cara de UNAI es pura felicidad. Algo que no se puede contar y a bailar. Empiezan a sonar los tambores en la casa de la música y todos, todos los habitantes de Anidan, y los advenedizos, nos fundimos en una especie de catarsis tribal que pone los pelos de punta.

Todos están muy excitados, contentos, sudados, cansados…. y felices. Mañana será otro día.

LAMU:ANIDAN de nuevo, con nuestros recuerdos en la mochila

Volamos a Lamu. Nos vamos a reencontrar con ANIDAN de nuevo, con nuestros recuerdos, con los niños, con María.

Pero primero tenemos algo que hacer. En Malindi nació y murió el compositor de HAKUNA MATATA, de MALAIKA y del PATA PATA .Él no está… pero es una familia de músicos y están sus descendientes que siguen trabajando en lo mismo, tienen un estudio de grabación y tienen recogidas todas las versiones originales. Cuando uno se acerca a su casa se sorprende…no ves más que una chabola en mal estado. No puedes ni imaginar que dentro haya un estudio de música. Nos reciben amablemente, como siempre aquí. El estudio pequeño, alfombrado y con cortinas de raso es una perfecta sauna…pero estamos encantados de estar ahí…es parte de la historia…es donde se grabó por primera vez  el tema que toca el Bloko del Valle y que levanta los pies del suelo. Nos prometen grabarnos una recopilación de las principales canciones originales de la familia. Las recogeremos a la vuelta..entre un avión y el siguiente. Prometemos mandarles video s y grabaciones de nuestra música…y las fotos que les hemos hecho…claro…como siempre les gusta que lo fotografiemos todo…y más que finalmente puedan recibirlo.

Ya en el avión donde Kimoni traga saliva pues le tiene pánico….llegamos. Notamos cambios..están construyendo una nueva terminal…Lamu crece..se ve.. Nos saluda en el aeropuerto uno de los del festival..comienzan los apretones de manos y los KARIBU.  Nos esperan de ANIDAN.  AMINI..el que se fue a Valencia y el que tocaba la caixa en el pasacalles.

Los recuerdos se mezclan con las nuevas sensaciones, recorremos los 200 metros hasta la casa de Acogida y se nos hacen eternos. En noviembre con los tambores fueron más cortos. Llegamos a la puerta y parece no haber vida… están comiendo, pero en cuanto se dan cuenta de que llegamos se forma la marabunta. Risas, gritos, abrazos y preguntas incesantes : ¿Dónde están Rubén, Jordi, Ricardo, Roy, Ingrid, Nati… algunos se quedan tristes. Pero tras recibir los regalos que les prepararon, vuelven las sonrisas. Los mayores están en el colegio, así que esperamos impacientes a ver si llegan. Entre estos están los futuros componentes del grupo de percusión y Unai y Luly quieren empezar a trabajar yá. Conocemos a las dos nuevas pediatras voluntarias que están en el hospital: María y Enar. María (la jefa) está de reuniones en el pueblo, así que nos quedan muchos abrazos para repartir todavía. Van llegando con cuentagotas. Algunos nos ven a través de las vallas y corren como locos para abrazarnos.  Hay mucha emoción en el ambiente. A veces no te salen las palabras y simplemente los abrazas, acaricias y notas como se agarran a ti… uffff…

Ya de vuelta hacia nuestro alojamiento, vemos a lo lejos un grupo de colegialas: gritos y carreras en los dos sentidos para llegar al punto donde nos fundimos en nervios, risas y abrazos. Son las chicas del grupo… muy, muy emocionante. Nos miran con esos ojazos blancos, nos tocan, abrazan y también preguntan por el resto. Quedamos para mañana para comenzar las clases… están aceleradas y más tarde nos comenta María que a alguna le ha llegado la “edad del pavo” y están descontroladas. Veremos qué pasa.

Por el camino los y mayores nos saludan “TETE..TETETETE!!”…y eso que no son de ANIDAN. Lo sorprendente es que hasta los mayores mayores nos cantan alguna melodía al pasar o hacen el gesto de tocar los tambores. No nos han olvidado..por lo que parece nadie…todos sonríen  nos dan la bienvenida de nuevo o tararean. De veras que se acuerdan y mucho de nosotros.

La llegada a nuestro alojamiento y “SORPRESA” peaaaso casa… la suerte sigue acompañándonos. Por fin nos encontramos a María y con La otra Maria y Enar nos vamos a cenar. Todo nos resulta familiar, la gente nos saluda y tararea nuestras canciones, nos llaman, sonríen y preguntan si vamos a tocar. Voces de “Rasta man” Luly”… “Paparabapa   pá pá” nos acompañan… Que gozada!!!

En el corazón de África

No sabemos cómo contar lo que acabamos de vivir. Pedimos perdón si nuestro relato es demasiado “en caliente”. Hoy hemos vivido lo que uno puede imaginar como la auténtica África, una parte de su cultura ancestral en directo y nosotros hemos participado de ello.

Hace dos días murió uno de los maestros de la música tradicional de Malindi: 32 años. Formaba parte y era el motor  de una de las familias de referencia en la música de Kenya especialmente en la  percusión tradicional kenyata.

Gracias a Kimoni, accedieron a que participáramos en su “despedida” que dura varios días con el cuerpo presente enterrado bajo una montaña de arena para que durante esos días esté todavía entre los suyos y se puedan despedir de él como merece, rodeado de los suyos –que es toda la comunidad- y de la música y  la danza.  Fue uno de esos momentos mágicos, que los viajes te ofrecen sin ir a buscarlos: estar en el momento justo, en el lugar oportuno.

Toda la familia, amigos y vecinos  reunidos alrededor de su casa y de su cuerpo. Toda la comunidad  Gariri de Malindi reunida, en plan festivo, pero con un cierto recogimiento. Comen, beben, hablan, ríen, lloran… y nosotros, mudos, absorbiendo cada instante, perplejos y felices de poder compartir una vivencia sencilla, íntima y llena de calor y color.

Evidentemente somos la atracción de la comunidad, pero nos sentimos cómodos, aceptados y queridos: allí no hay occidentales. No estamos en ninguna ruta turística. Es una ceremonia privada para despedir a uno de los suyos.

Nos ofrecen vino de coco, un licor fortísimo que todos comparten. Uno entiende como luego tienen energía para tocar y bailar toda la tarde y la noche varios días seguidos.

Los niños nos miran, los más pequeños asustados porque  no están acostumbrados a ver blancos. Pese a que aquí hay mucho turismo, sobre todo italianos…no se mezclan. Los mzungus (guiris) no entran  nunca en el gheto o barrio donde viven ellos. Cuando la gente de la ceremonia se entera que nos estamos quedando a dormir en el gueto se sorprenden mucho y nos miran con más respeto.

Empiezan a sonar los tambores, delante de la casa del fallecido, los bailes, el murmullo, la gente arremolinada alrededor de lo que sería la plaza…el centro de la chamba. Telas de todos los colores. Nos sientan en un banco en primera fila y nos piden que hagamos fotos. Incluso una de Gotzon y Unai con alguno de ellos delante de la tumba. Nos explican que es en memoria del muerto, que le quieren recordar y con las fotos podrán hacerlo mejor…así que…que tomemos todas las fotos que queramos, que en realidad es lo que quieren.

Empiezan por hacernos fotos a nosotros..hemos sido un toque de exotismo para ellos…para nosotros todo lo que vemos es más que exótico, es especial emocionante y conmovedor.

Suenan los tambores…y suenan….y es ese sonido lo que andábamos buscando cuando vinimos aquí. La forma de tocar de antes y la de ahora. Se suceden los grupos, alguno de jóvenes y otros de los mayores, el que lidera el padre del chico que ha muerto. Se ve que le respetan y con razón, no hay más que ver como toca. Sus tambores  ¡son tan distintos a los nuestros!! Sin embargo..algunos ritmos sí los reconocemos… alguno incluso lo hemos tocado o lo tocaremos.

Se suceden los ritmos y las danzas…algunas vertiginosas. Todo, movimiento de cadera en las mujeres y descoyunte de hombros en los hombres…todo terriblemente tribal y primario. Se te mueve el corazón y el cuerpo. Uno de los ancianos con unos brazaletes de plumas en los brazos  baila con unas mujeres representando algo que no acabamos de entender.. entra en todas las casas bailando..quizás ahuyenta los malos espíritus…no sabemos.. es toda una escenificación. Se ve que sería algo como el hechicero de la tribu. Eso si… se nos acerca mucho porque …a él también le gusta que le hagan fotos.

Y en un momento  entre tambores y danzas sale Unai también a participar del espectáculo…coge el digeridoo y todos se quedan atónitos, nunca han visto algo igual. Les encanta y se ríen…se ríen mucho….creen que se va a ahogar tanto tiempo sin respirar y aquello sonando. Dan palmas y sonríen…cuando acaba aplauden. Unai regala el Digeridoo a la familia oficialmente con unas palabras de pésame y de agradecimiento por el recibimiento y por habernos permitido compartir ese tiempo con ellos.

Salimos del trance y nos vamos como en una nube….asimilando lo pasado.

Mañana tenemos alguna visita más que hacer en Malindi y después para Lamu….Anidan…los niños….os contaremos.